Cajas Fuertes Casper, Fábrica de cajas de seguridad para México, Nuevo León, Monterrey
Cajas Fuertes Casper, Fábrica de cajas de seguridad para México, Nuevo León, Monterrey
Cajas Fuertes Casper, Fábrica de cajas de seguridad para México, Nuevo León, Monterrey
Seguridad
¿Tiene dudas acerca
de su caja fuerte?
Haga click aquí

Edison #2525

Col. Garza Nieto

Monterrey N.L.

Mex C.P. 64420

(81) 83 33 83 17
(81) 83 33 83 67

 

ventas@casper.com.mx

Mantén tus puertas de seguridad en óptimas condiciones ¡Dales un buen uso!

 

Fabrica Cajas Fuertes Casper

El mantenimiento que le demos a todos los objetos que tenemos siempre será la clave para el tiempo que podamos aprovecharlos. Y si hablamos de puertas de seguridad, no existe ninguna excepción en esta regla.

 

Mientras más cuidadosos seamos con las puertas de seguridad y sus dispositivos incorporados, mejor será la utilidad que le demos, y, por ende, nos mantendremos a salvo de cualquier peligro mientras estemos en casa.

 

En nuestro post anterior te hablamos de los materiales con los que son diseñadas las puertas de seguridad, así que ahora queremos darte algunos tips para mantenerlas en óptimas condiciones, tal y como una caja fuerte.

 

Las puertas de madera

 

Las puertas de seguridad hechas en base de madera maciza son algunas de las más resistentes. Sin embargo, es importante su cuidado y mantenimiento periódico para que no sucumban ante los embates del clima y otros agentes que están en el aire.

 

Expertos en temas de seguridad recomiendan que estas superficies sean limpiadas con trapos húmedos diariamente, para de este modo le remuevas cualquier partícula de polvo que se pueda acumular en su superficie.

 

En cuanto al pomo y la cerradura de las puertas de seguridad, no es recomendable que sean aseados a diario. Para estos casos, lo ideal sería que cada 15 días se verifique su funcionamiento y se aplique el mantenimiento respectivo con aceites lubricantes.

 

La clave para que las puertas de seguridad en base de madera se mantengan 100 % operativas está en procurar que el barniz que utiliza sea tratado al menos una vez al año. Estos productos tapan los poros de la madera y permite que se mantenga firme.

 

Las puertas de metal

 

Resistentes en sí mismas, las puertas de seguridad de metal también pueden tener algunos puntos débiles que fácilmente podemos amilanar para que no sea un punto en nuestra contra. Lo que hay que priorizar es la pintura.

 

Si observamos ralladuras o desperfectos de gran consideración en la superficie de estas puertas de seguridad, lo necesario es tener en cuenta que para estos casos se utilizan pinturas con bases de aceite.

 

Es recomendable que este tipo de puertas de seguridad reciban al menos tres manos de pintura para que queden realmente selladas y la duración sea la óptima. Antes de pintar se recomienda lijar el área afectada.

 

Algunas zonas de nuestras puertas de seguridad de metal se pueden abombar. Y aunque luzca demasiado serio o irreparable, la realidad es otra. Si el problema es superficial, se puede lijar y no pasa nada.

 

Si el problema de abombado penetra más allá la lámina de metal, es necesario que esta sea reemplazada por otra con la ayuda de expertos en la materia. Recuerda que las puertas de seguridad deben estar siempre funcionando para nuestra seguridad.

 

Los vidrios

 

Hay puertas de seguridad que incorporan vidrios en sus diseños para los modelos que buscan ser más vanguardistas. Aunque se trata de cristales especialices (blindados, en muchos casos) también merecen cuidado.

 

Las puertas de seguridad con vidrios reforzados puede que vengan con piezas removibles. En caso de ser así, estas se pueden retirar, limpiar con algún producto no invasivo que dejará los cristales impecables sin dañar la superficie.

 

Nunca limpies los vidrios con productos que no estén autorizados para tal fin. Hay químicos que pueden ocasionar problemas en este material y eventualmente los irá debilitando, lo cual haría más fácil que sean violentados.

 

Cuida toda tu puerta

 

Muchos nos fijamos en los molestos rallones, en el mal aspecto que pueda tener la puerta u otros detalles que tal vez no sean tan importantes. Pero las bisagras y las cerraduras, que ayudan a mantenernos seguros, sí son vitales.

 

Los portazos que puedas darle a las puertas de seguridad son nocivos desde todo punto de vista. Sobre todo, en las bisagras, piezas que van fijadas desde la puerta hasta la pared y que se debilitan con los golpes.

 

Hay que mantener todas piezas de la puerta bien lubricadas y ajustadas, por lo que los chequeos periódicos son vitales para que todo se mantenga en orden. Las puertas de seguridad en sí no se mantendrán por sí solas.

 

Debes hacerle revisiones periódicas y mantener contacto con tu proveedor de las puertas de seguridad, quienes son los expertos en la materia y podrán brindarte una asesoría personalizada cuando la necesites.